Sostenibilidad energética

La reducción del consumo de energía de tracción se logra homogeneizando la conducción

Cambio en los hábitos del personal de conducción

Una de las características del modo ferroviario es la existencia de una planificación de las circulaciones (gráfico de servicio) donde se establecen los horarios de salida y llegada, los tiempos de marcha entre estaciones y los puntos de cruce en los tramos de vía única, por lo que la eficiencia de conducción básicamente descansa en el modo de “traccionar, derivar y frenar” del colectivo de maquinistas que conducen las Unidades ferroviarias. El proyecto “Conducción eficiente”, en el cual Euskotren está inmerso, pretende optimizar la conducción de las unidades mediante la mejora de los hábitos del personal de conducción, al objeto de reducir el consumo energético, disminuir la contaminación ambiental, mejorar el confort de las personas viajeras y disminuir el riesgo.

Análisis estadístico de los consumos realizados

Los desarrollos tecnológicos incorporados a las unidades de la Serie 900 y 950 van a permitir a Euskotren efectuar un análisis estadístico de los consumos realizados por el personal de conducción en cada trayecto y, de esta forma, posibilitar la identificación de las conducciones más eficientes desde el punto de vista energético, estableciendo las mismas como objetivo del modo de conducción y homogeneizando, en lo posible, la conducción de las y los maquinistas.

Equipamiento tecnológico

En las Unidades de la Serie 900 y 950 (módulo tren), el equipamiento tecnológico incorpora un módulo registrador cinemático, que registra los parámetros reales de conducción (fecha, hora, servicio, agente, velocidad, espacio, esfuerzo, consumo, etc.); módulo repositorio de perfiles eficientes, que almacena los perfiles eficientes para cada itinerario; y módulo interface maquinista, donde el personal de conducción puede visualizar las consignas de “velocidad objetivo eficiente”. Por su parte, en la Aplicación de Gestión de Tierra se realiza el cálculo estadístico para determinar los perfiles que suponen un menor consumo de energía, así como los perfiles a trasladar al tren. Con este nuevo paso, será posible descargar a la base de datos de operación las variables de consumo reales asociadas a los diferentes trayectos entre estaciones y servicios y establecer el modo de conducción eficiente teórico que será “cargado” en el tren para presentarlo en el panel de conducción como “velocidad objetivo eficiente”.