Accesibilidad

El tranvía es un modo de transporte universal adaptado a las necesidades de las personas con diversidad funcional.

Para lograrlo, se han diseñado cuidadosamente las paradas y las propias unidades del Tranvía.

Desde Euskotren hemos evitado todos los elementos superfluos y las barreras arquitectónicas que puedan obstaculizar el tránsito a personas con alguna diversidad funcional, coches de niños/as, etc.

Las unidades del tranvía están preparadas para transportar a 192 personas, de las que 50 podrán ir sentadas. Las personas de movilidad reducida tienen reservados dos espacios en el tranvía.

Para garantizar la adaptabilidad y la accesibilidad de las paradas existen distintas herramientas como: información en parada en Braille, altura de paneles informativos accesibles, máquina de venta y cancelación con modo para personas con diversidad visual con ciberpass para localizar la expendedora con mensajes en “Modo T” y Braille y doble altura de cancelación, y finalmente, interfonía en “Modo T”.

Las unidades del Tranvía cuentan también con sistemas de apertura e intercomunicación de emergencia accesibles, sistema de megafonía para personas con problemas auditivos y sistema acústico de posición de puerta habilitada para personas ciegas.